miércoles, 30 de julio de 2008

AGOSTO



Creí que no iba a llegar nunca, pero ahora sí, ya está ahí, apenas dos días. Un mes a mayor gloria de un cesar y los condenados al trabajo. ¡Viva el cesar!

Nos vemos en setiembre.

3 comentarios:

Juan Manuel Gil dijo...

Buen provecho, amigo. Hasta pronto.

albertofg dijo...

Amigo Pepe:
Celebro con entusiasmo tu salto al universo global y seguiré con entusiasmo tu bitácora. Buenas vacaciones.

PEPE dijo...

Alberto, Alberto, qué alegría verte por mi casa. Hay que remover cielo y tierra para vernos cuanto antes. En septiembre doy un curso en Sevilla, de estos temas de insolvencias que están tan de moda. Ya te aviso.

Un abrazo amigo