martes, 30 de diciembre de 2008

JULIAN DE OLAVIDE Y ROSAS




Julián de Olavide y Rosas.

Restos de la carta remitida por don Julián de Olavide y Rosas a su Hermano Jacinto, natural de Carboneros, provincia de Jaén. La carta está escrita en un papel limpio de grueso gramaje, con pluma y tinta china, en perfecta caligrafía, redonda y metida, de trazo fuerte y profundo, con tendencia a inclinarse y picar hacia arriba. Se remata con el sello de la familia Olavide y la firma manuscrita de Julián de Olavide, prohombre de Cela, al que tanto debe este pueblo y su iglesia erigida en honor a San Cristóbal, después del terremoto que asoló el pueblo a mediados del siglo XIX. Dicho pliego se conservaba, bajo la guarda de una bibliotecaria senil, en una gaveta acristalada del archivo municipal de Cela asegurada con un escuálido candado herrumbroso, por lo que a nadie debe extrañar que desapareciera mediados los años setenta, siendo su paradero desconocido en la actualidad.

“… y entonces modeló el nuevo mundo y despertó al hombre dormido, prendiendo una llama de luz en su oscuridad e insuflándole el aliento de vida. Bastó ese soplo divino para que el plomo purificado reluciese como el oro, para que renaciese la riqueza donde no se había conocido más que podredumbre. Y así acabó la muerte y dio comienzo la vida, siendo evidente que con ello Cela, como Sinapia, se situó en las antípodas de los pueblos de nuestra querida España.
Por eso Cela, querido hermano, es el lugar soñado donde vivir, donde hacer crecer a nuestros hijos, a nuestras familias, el sitio en el que llevar a cabo todos las obras que con tanta ilusión hemos proyectado.
Por lo demás no te preocupes que Cela espera. Tomate el tiempo preciso, el que tú y tu familia necesitéis. Ordena tus cosas, la administración de la quintería y las fincas, prepara el equipaje y deja Jaén, no lo dudes.
El gigante custodiará la luz; él nos protegerá de la tremenda oscuridad que desoló la vida de los nuestros. Y nunca olvides: Ex oriente lux.
Julián de Olavide y Rosas.”

2 comentarios:

marisa dijo...

Me gusta tu juego de narradores, tu manuscrito encontrado... "Ex oriente lux". Bellísimo.
me gusta envolverme aquí en tus palabras y en tu cuidada prosa. Un abrazo

DianNa_ dijo...

Se vive Cela... genio que eres, niño.

Te dejo mis besos y pasa feliz día